EL SPA reivindica que la Ley electoral de Andalucía garantice la eliminación de los bloques de información electoral

carmen

EL SPA reivindica que la Ley electoral de Andalucía garantice la eliminación de los bloques de información electoral

El Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) ha exigido a los partidos políticos que la ley Electoral garantice que la información en los medios públicos se rija por criterios exclusivamente profesionales y se eliminen así los nefastos bloques electorales. La secretaria de Organización del SPA, Carmen Benavides, ha comparecido en el grupo de trabajo que estudia la reforma de la Ley Electoral para exponer sus propuestas respecto a la información electoral.
Benavides ha expuesto que la imposición de los bloques electorales donde el tiempo y el orden de las noticias de calculan en base a los votos obtenidos por los partidos es una absoluta aberración que, además, ha ido forjándose a golpe de recurso ante la Junta electoral. La LOREG, ha explicado Benavides, no contemplaba en su origen ninguna imposición de este tipo para la información pero, a lo largo del tiempo, ha asentado estos criterios que sí contemplaba para la propaganda.
La reforma de la Ley Electoral constituye una magnífica oportunidad para que la norma contemple que, también en campaña electoral, sean los principios de pluralidad y neutralidad los que rijan la información periodística y que el criterio de los profesionales sea el único válido.

Desde el Sindicato de Periodistas de Andalucía, se ha dejado claro que no se acepta que sea la Junta Electoral, formada por jueces y por profesionales del derecho elegidos por los partidos políticos quienes determinen cómo se debe hacer la información.
Los partidos han agradecido las explicaciones y se han mostrado partidarios de estudiar la fórmula para incluir las reivindicaciones del SPA en el texto de la Ley para lo que la secretaria de Organización se ha comprometido a enviar a los grupos el texto acordado en Cataluña para garantizar el ejercicio profesional también en campaña electoral pero que no fue aprobado por la convocatoria electoral adelantada.